viernes, 8 de febrero de 2013

318 tomas clandestinas en primeros días de EPN


Imparable “ordeña“ de ductos en Pemex 


Perforando
Antonio Carrera

Sin duda la inseguridad encontró en Pemex un negocio mucho más productivo que el mismo narcotráfico. Las cifras de tomas clandestinas en el sexenio de Felipe Calderón dejan ver el incremento gradual de este lúdico negocio.
Sin embargo, la cosa parece que no va a cambiar mucho con el nuevo gobierno pues la cifra de tomas clandestinos en los primeros meses de gobierno de Enrique Peña Nieto reflejan que el robo de combustible seguirá creciendo en detrimento de los ingresos de la paraestatal.
Los números no mienten, son contundentes… y la Gerencia de Servicios de Seguridad Física así lo publica: el primer mes de gestión de Calderón, los cuerpos de seguridad de Pemex y de otras instancias localizaron un total de 213 tomas clandestinas; en los primeros 54 días de gobierno de gobierno de Peña Nieto, la cifra alcanzó las 318 tomas clandestinas.
Si la cosa pintan como hasta hoy sería muy probable, entonces, que durante la nueva administración se superen las 4 mil 892 tomas localizadas; es decir, un promedio de 815 tomas clandestinas por año y 2.2 por día.
En el actual gobierno priista la cifra promedio diaria de tomas clandestinas es de 5.8 tomas detectadas; de mantenerse esta cifra estaríamos hablando que al final del gobierno de Peña se habrían localizado un total de 12 mil 702; o sea, 7 mil 810 más que en el sexenio calderonista.
Curiosamente, los  estados con más fuerte presencia en el crimen organizado, como Veracruz, 946 tomas; Sinaloa, 545; Tamaulipas, 440; Nuevo León, 432;  y el Estado de México, con 397, son las que encabezan la lista con mayor reporte de llaves ilegales para el robo de combustibles.
Algo pasó entre el año 2010 y 2011, llámese guerra contra los cárteles de la droga u la falta de seguridad en la red de ductos de Pemex, pero el caso es que en ese periodo el número de tomas pasó de 691 a 1 mil 361; mientras que 2012 cerró con 1 mil 449 llaves ilegales.
En 2009, registraron 462 llaves ilegales; en 2008, sumaron 392; mientras que en 2007 fueron 324.
Los ductos que pasan por Veracruz son los más ordeñados, de acuerdo con la propia paraestatal.
Las pérdidas económicas por esta lacra son de escándalo, pues se estima que por año Pemex habría perdido algo así como 5 mil millones de pesos; es decir, que en seis años estaríamos hablando de 30 mil millones de pesos el hueco financiero que el crimen organizado hizo en el sexenio calderonista.
Lo anterior producto de la sustracción ilegal promedio de casi 9 mil barriles diarios de combustible.
Cabe recordar que la paraestatal Pemex tiene más de 70 mil kilómetros de redes de ductos a lo largo y ancho del territorio nacional. Cifra que aumentará considerablemente con la aprobación de la construcción de un sistema de ductos denominados Los Ramones, que pretende conectar la distribución de gas de Estados Unidos a México a través de más de 2 mil kilómetros de tubería.
Pero no el único pero que tiene la red de ducto, pues la falta de mantenimiento es otro de los problemas que enfrentan Pemex sobre todo cuando la gran mayoría de los ductos tiene entre 40 y 50 años de uso… otra bomba de tiempo.
Nos leemos en la próxima…
Comentarios y denuncias: opinionperforando@hotmail.com