viernes, 15 de febrero de 2013

Tropieza Pemex con la misma piedra

 
En medio de la noche de aquél 4 de febrero de 2009, la SAFE LANCIA se va a pique por una falla; hoy le acaban de asignar un contrato de más de mil millones de pesos .
 
Más de 600 trabajadores estuvieron en riesgo por el "incidente" de la SAFE LANCIA.
 
El caos y la desesperación reinaban aquél 4 de febrero de 2009. 

Asigna contrato a plataforma problemática de COTEMAR



“Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos, sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir“.
José Saramago, escritor portugués.

 
Perforando
Antonio Carrera

En Pemex Exploración y Producción no se tiene memoria más cuando se viven momentos críticos en materia de seguridad, y es que  pareciera que atrás haya quedado aquél accidente del 12 de abril de 2011 cuando un problema mecánico en la válvula de control del pontón de babor de la plataforma semi-sumergible Júpiter (flotel con posicionamiento a base de ocho anclas) –propiedad de la empresa COTEMAR, S.A. de C.V., de Mario Dávila- provocó que parte de la estructura empezara a irse a pique poniendo en riesgo a más de 713 trabajadores petroleros que se encontraban al momento del incidente; afortunadamente, todo quedó en un susto y pérdidas económicas.
Y decimos que no tiene memoria porque como si nada COTEMAR sigue accediendo a los millonarios contratos, y hace un par de días la firma dio su primer gran golpe del año al adjudicarse la licitación 18575108-526-12 para el suministro, prefabricado e instalación de equipos especiales para obras estratégicas con apoyo de una plataforma semi-sumergible y equipos diversos.
El monto, agárrese, supera los 1 mil 199 millones 241 mil 622.96 pesos por un contrato que sólo durará 198 días. ¿Un buen negocio, no?
La empresa se fue sola en la licitación que fue presidida por Jesús Atocha Díaz Sáenz, revisada por Cruz Elsa Mata Ruiz, aprobada económicamente por el Alfredo “Kid“ Barrera… todos bajo la supervisión del flamante Subdirector de Mantenimiento y Logística, José Guadalupe “Pillo“ de la Garza Saldívar, y del Gerente de Mantenimiento Integral, Miguel Ángel Alpuche Delgado.
Y sí en efecto, los funcionarios de PEP tienen la memoria en los bolsillos, pues la embarcación propuesta por la firma COTEMAR es nada y nada menos que la SAFE LANCIA, otra de las plataforma que también ya sufrió el mismo problema que la Júpiter, fue en medio de la noche del 4 de febrero de 2009. Son de esos accidentes que PEP omite de sus estadísticas, pero para los trabajadores que estaban abordo esa noche, desde luego que no.
Tan así, que quedó el accidente quedó perpetuado en un corrido que anda circulando por la red junto a unas imágenes de aquella noche en que cientos de trabajadores petroleros le hablaron de tú a la muerte. Aquí algunos párrafos (por derecho de autor tengo que poner el nombre de su autor: El Quebrao):
“Plataforma SAFE LANCIA, propiedad de COTEMAR, pusiste a temblar a la gente, y uno que otro a llorar.
10:30 de la noche, la voz de alarma se oyó, se escucharon muchas voces:  la plataforma se hundió.
La plataforma canteada casi el agua la llenaba, por dentro desordenada y la gente más lloraba, corriendo por las escaleras  gritaban “suban arriba, que alguien desate los bores o si no las mandarinas.
La gente desesperada quería tirarse al agua, los oficiales decían “hay que mantener la calma”. Como 600 personas, todos muy desesperados, dentro de la plataforma no querían morir ahogados“.
Así las historias de Pemex Exploración y Producción.
Nos leemos en la próxima…
Comentarios y denuncias: opinionperforando@hotmail.com