miércoles, 8 de mayo de 2013

Sección 47 del STPRM, mina de oro

“La finalidad del castigo es asegurarse de que el culpable no reincidirá en el delito”.
Cesare Beccaria, literato, filósofo, jurista y economista italiano
Perforando
Antonio Carrera
La Sección 47 del STPRM, encabezada por Víctor Manuel Kidnie de la Cruz, se ha convertido en la cueva de “Alí Babá” donde la venta de plazas y el cobro indebido de prebendas para que trabajadores puedan subir a laborar a alguna de las 270 plataforma que PEP tiene diseminadas en aguas del Golfo de México es el pan nuestro de cada día, sin que ninguna autoridad los meta en cintura.
Y que se puede esperar, si el líder sindical de la 47, Kidnie de la Cruz, predica con el ejemplo y se ha aprovechado de su puesto no sólo para enriquecerse brutalmente, sino también para apoyar a sus hermanos que poco a poco siguen los pasos del líder y hoy ya pueden presumir sus riquezas.
Según me comentan –a través de un correo-, José Roberto Kidnie de la Cruz, quien tiene un cargo de Especialista A –que a decir de los conocedores, fue quien impulsó a su hermano Víctor Manuel- ya presume un edificio en Ciudad del Carmen…donde se arman los pachangones diariamente.
Por otra parte, su hermano Pablo Sergio Kidnie de la Cruz ha sido señalado una y otra vez como uno de los presuntos operadores en el acomodo de fichas y ventas de plazas... y no lo digo yo, pues hay publicaciones que así lo han señalado.
Pues con este ejemplo, es muy fácil que todo los que tienen algún cargo sindical aprovechen su posición para colocar a toda su parentela y de paso premiar la impunidad, todo solapado por Víctor Manuel Kidnie de la Cruz.
Tal fue el caso –muy sonado por cierto- de Julián Limón Hernández quién fue denunciado hace unos años por haber cobrado 75 mil pesos a una persona de nombre Marco Tulio Santiago de la Cruz a para que supuestamente firmara una plaza en la Sección 47. Pero esto no pasó y los hechos fueron dirimidos en la Procuraduría General de la República (PGR).
Pero es el caso que hoy el apellido Limón Hernández tiene fuerte presencia entre las personas que están comisionadas al STPRM como: Alberto Limón Hernández, Jefe “A en el Patio de Tanques; Manuel Limón Hernández, Encargado de Mantenimiento a Sistemas de Refrigeración y actual Secretario del Tesoro del STPRM; Raúl Limón Hernández, instrumentista refrigeración, unidades petroquímicas y talleres de mantenimiento buque tanques; y Gustavo Limón Hernández, mayordomo electricista.
Y es que con la calidad moral de Kidnie de la Cruz no podría evitar –tampoco-que otro flamante miembro de la Sección 47 como Marcos Antonio Pérez Roca, quien ha sido señalado por entregar plantas, entre otros, a su cuñado Roberto Enrique Martínez Ehuán, ficha 505882, y a su yerno Horacio Betancourt Morales, ficha 419515.
O a Víctor Colunga, quien fue acusado supuestamente de vender una plaza de operador de grúas a Eduardo Navarrete Peralta, F-456637 y número de plaza-2543911213010079474. Es el cuento de nunca acabar.
Nos leemos en la próxima…
Comentarios y denuncias: opinionperforando@hotmail.com