viernes, 1 de noviembre de 2013

El SEADRILLAZO, TV Azteca y #Pemex






“Creemos, sobretodo porque es más fácil creer que dudar, y además porque la fe es la hermana de la esperanza y de la caridad”.
Alejandro Dumas, escritor francés


Perforando
Por: Antonio Carrera

Lo que se viene en Pemex Exploración y Producción es el llamado SEADRILLAZO, así se le conoce internamente en los pasillos de la paraestatal y externamente entre los contratistas a la inminente llegada de siete plataformas autoelevables para aguas someras de la empresa trasnacional noruega SEADRILL.
SEADRILL, que hoy a través de su filial SEA DRAGON DE MEXICO, S. DE R. L de C.V. tiene arrendado sólo el equipo West Pegasus para trabajos en aguas profundas, es una de las empresa líderes en su tipo y hoy –por fin- muestra su interés de venirse a México con siete equipos de perforación para aguas someras. Pero no es mera coincidencia.
El guión de esta novela fue fraguado desde unas lujosas oficinas por los rumbos del Ajusco (cerca de la Clínica de Pemex en Picacho) más concretamente en el emporio televisivo de TV Azteca. Sí, desde el despacho de Ricardo Salinas Pliego.
Para nadie es un secreto la buena amistad y relación que existe entre Salinas Pliego y el mandatario Enrique Peña Nieto. De hecho este último fue el invitado de honor en los festejos del 20 Aniversario de la televisora, gala celebrada el pasado 19 de septiembre.
Resulta que el director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, tuvo la instrucción de reunirse con el CEO de Seadrill, Fredrik Halvorsen, para involucrarlos junto con el Emporio AZTECA y traer los equipos necesarios para  aguas territoriales mexicanas.
Sin embargo, SEADRILL y Don Pemex se dieron cuenta que no necesitaban de intermediarios… y los problemas empezaron.
Las problemáticas son las siguientes:
SEADRILL está exigiendo que se cambie el modelo de contrato de Pemex. Exigiendo que se retiren las penas convencionales, la famosa cláusula de rescisión de contrato, la clausula de terminación anticipada, incluso piden que no se les obligue cumplir con el Anexo "S" (Seguridad).
Otra problemática es que Ricardo Salinas Pliego esta molesto pues dónde cabe él ahora?
A esto se suma el cuestionamiento de todos los contratistas empezando por los americanos como Noble, Nabors, Diamond Offshore, entre otros, inclusive los mexicanos, que están muy molestos pues es obvio que exigirían las mismas condiciones y cambios en sus modelos de contrato…
La cosa no está difícil… son siete equipos los que traería la empresa noruega – algunas serían la WEST TUCANA / TELESTO (400 ft), WEST INTREPID (350 ft), WEST DEFENDER (350 ft), WEST VIGILANT (350 ft), WEST OBERON (350 ft) y WEST COURAGEOUS (350 ft)- lo que  provocaría muchos cambios en el mercado PEMEXIANO, y tiene muy enojado a muchos funcionarios de Pemex. Pero, lástima para todos, es una orden directa de Emilio Lozoya Austin y de más arriba.
¿Que sucederá? no sabemos.. es un tema muy escuchado.. y un tema que provocará muchas guerras, que quizás el jefe de Pemex no se da cuenta.
En este mismos tema, los que están meros “preocupados” por el SEADRILLAZO son los cerebros de la empresa ORO NEGRO, entre ellos Luis Ramírez Corzo, ex director general de Pemex en la administración de Vicente Fox, y Gonzalo Gil White, hijo del ex secretario de Hacienda también en el sexenio foxista, Francisco Gil Díaz, pues se preguntan qué harán con los equipos que ellos están construyendo…
Lo cierto que esto es PEMEX y en esta empresa hay manga ancha y es tierra de oportunidades; si no para todos, sí para los que tienen poder y no importa que sean azules, amarillos, verdes o tricolores… lo que vale es el dinero.
Nos leemos en la próxima…