miércoles, 8 de enero de 2014

Ecocidio e impunidad... otra vez los hermanos Saint Martín Zepeda






Procuraduría Federal del Medio Ambiente 
Lic. Jose Trinidad Sanchez Noverola. Delegado.
Asunto: Denuncia Pública.

 Lic. Sanchez Noverola:



Envío esta nota e imágenes para que vigilen y tomen cartas en el asunto sobre lo que está sucediendo en Tabasco con sus empleados y las plantas de tratamiento localizadas en Loma de Caballo, Centro.
Mas de 15 años de corrupción, omisiones, simulación y dejadez de las autoridades estatales, federales y PEMEX se reflejan en el siguiente documento.
Dicha denuncia se trató de entregar en la Delegación de PROFEPA en el Estado de Tabasco y no quisieron recibirla ni mucho menos sellarla con el argumento de que "ya sabían del caso y estaban investigando".
Esta planta de tratamiento, propiedad de los Hermanos Saint Martín (a nombre de sus testaferros), quienes han hecho gran fortuna al amparo de los gobiernos federales panistas, es una prueba de lo mal que se están haciendo las cosas y de los delitos que estos "pseudo empresarios" cometen y seguirán cometiendo mientras nadie haga nada al respecto.
La planta se ubica a espaldas de una prestigiosa zona conocida como "El Country" y por la zona de nuevas universidades y fraccionamientos de alto standing... Si los propietarios de todas estas residencias supieran de lo que hay en el subsuelo de sus propiedades y que todo esto sucede a escasos metros, no será que por este motivo (además de la mordida) las autoridades prefieren callar?
La cuestión es que estas instalaciones son una bomba de relojería y no podrá taparse mucho tiempo.
La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, PROFEPA, fue creada por la necesidad de atender y controlar el creciente deterioro ambiental en México, por lo que el Ejecutivo Federal implementa sus políticas públicas afines al medio ambiente y toma la decisión de crear un organismo que tuviera entre sus atribuciones, la de regular las actividades industriales riesgosas, la contaminación al suelo y al aire, y el cuidado de los recursos naturales.
La Administración Pública Federal, se fundamenta en los principios de honestidad, participación, celeridad, eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad en el ejercicio de la función pública. En lo particular, la Dirección General de Administración de la PROFEPA tiene la obligación de asegurar el cumplimiento de los objetivos y metas institucionales a través de la
administración y control interno de los recursos humanos, financieros, materiales, servicios generales, normativos, tecnológicos e informáticos que requieran las unidades administrativas de la misma.
El día 19 de Abril del 2013 se llevo a cabo la toma de protesta para ejercer su cargo como delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), motivo por el cual exigimos cumpla dignamente su cargo, no como la anterior administración corrupta, que a cambio de algunos pesos, han permitido el deterioro ambiental de nuestro estado. Si realmente tiene usted la intención de ejercer el compromiso adquirido dignamente, lo invito a tomar medidas inmediatas el foco de infección existentes en nuestro estado, la planta de tratamiento de residuos peligrosos y no peligrosos “Loma de Caballo”, propiedad del grupo de gente deshonesta de apellido Saint Martin Zepeda, quienes además de robar a nuestra empresa Petróleos Mexicanos, se han dedicado a contaminar los sitios en donde llegan, y esta es una situación bien sabida por el antiguo delegado quien solamente hizo caso omiso del foco de infección existente en este sitio, en el cual de forma desmedida y descontrolada, se ha realizado el vertido de productos aceitosos sin control alguno durante años.
Sr. Noverola, verifique las inspecciones realizadas a dicho centro, en las que curiosamente, no se encuentran irregularidades, ¿Será acaso que el anterior delegado no le informaban sus inspectores de la problemática existente?, supongo que esos inspectores deben estar muertos de hambre y con un diminuto criterio, ya que permitir los actos vandálicos, por que no se les puede llamar de otra forma a las acciones realizadas por la familia Saint Martin Zepeda, quienes han prostituido el personal a su cargo, así como también al propio delegado quien recibía su cuota por hacerse de la vista gorda.
Lic. Noverola, no es la intención de este escrito solamente manifestar reclamos y repudios, si no exigir cumpla con sus compromisos como delegado de la PROFEPA, que es una secretaria al servicio del medio ambiente. Usted debe tener el poder de mandar a revisar las cantidades de residuos que se han enterrado dentro de los mismos predios por esta gente sinvergüenza, y espero de todo corazón, no sea usted deshonesto y tenga criterio, para no seguir con las fechorías que hizo su antecesor Antonio Lope Báez.