lunes, 10 de febrero de 2014

Astilleros mexicanos sí pueden...

“Nunca invierta en negocios que usted no pueda entender”
Warren Buffet, inversionista y empresario estadounidense

Perforando
Por: Antonio Carrera

¿No que no los astilleros mexicanos no podían? Mientras la aún subsidiaria Pemex Exploración y Producción –hoy sacudida por la dimisión de su estratega de los últimos 10 años, Carlos Arnoldo Morales Gil- apuesta a los astilleros foráneos como J. Barrera y Navantia, en España, para construir unidades flotantes, acá las armadoras privadas dan su voto de confianza a los astilleros mexicanos.
La semana pasada la Gerencia de Logística Marina, a cargo de Víctor Hugo Ceballos Chávez, entregó el fallo de la licitación 18575107-535-13 para el servicio de transporte de materiales y equipos ligeros del Golfo de México con abastecedores rápidos (tipo Fast Supply Vessels 2,600), Paquete C, con vigencia entre el 2015 y 2022, donde los dos paquetes del Grupo 1 fueron entregadas a la propuesta presentada por la firma Enterprise Shipping, S.A. de C.V. en conjunto con Servicios Marítimos del Sureste Stella Maris, por un monto total (incluyendo combustible) de 48 millones 301 mil 966.16 dólares (641 millones 546 mil 714.53 pesos) y los otros dos paquetes del Grupo 2 fueron para la firma Naviera Integral, S.A. de C.V. por un monto total (incluyendo combustible) de 52 millones 475 mil 167.92 dólares (696 millones 975 mil 180.31 pesos).
Pues entre la propuesta presentada por Enterprise Shipping aparece la carta compromiso para que sean los Astilleros MARECSA S. de R. L. los que construirán los dos abastecedores un periodo de 20 meses; lo relevante de esta asignación es que por primera vez en muchos años se ha seleccionado a un astillero nacional para la construcción de estas embarcaciones y en unos días se firmarán los contratos.
Esta noticia reviste importancia ya que por un lado por fin detona la industria naval en México abandonada desde hace varios años y, también, confirma  que existen armadores dispuestos a apostar a la industria  nacional. Los contratos de construcción van a generar aproximadamente 300 empleos directos y no menos de 400 indirectos, y lo más importante: la derrama económica, que será significativa, y en este caso se quedará en México y no se irá a algún astillero extranjero, como venía ocurriendo incluso con los contratos directos en PEP.
La reactivación se logra en gran medida al armador Enterprise Shipping, quien cree en la capacidad y potencial de construcción naval nacional y ha depositado su confianza y suma su voluntad bajo la premisa de voltear a ver México para su beneficio económico y social; para la generación de empleos y desarrollo de diversos sectores vinculados a la Industria Naval e Industria Auxiliar Mexicana.
Lo más curioso es que PEP hace  un par de años confió al naviero español FTAPIAS dos contratos por más de 2 mil 500 millones de pesos para el servicio de recuperación, recolección y servicio de proceso de residuos o fluidos de los servicios a pozos petroleros en el Golfo de México con dos embarcaciones tipo WTSV (Well Test Service Vessel) pasando, incluso, por encima de la propiedad intelectual de MARECSA, firma que posee  los derechos de esta tecnología en México. Los resultados, los dos contratos ni siquiera han podido arrancar.
Nos leemos en la próxima… por cierto DRILLMEC INC, representada en México por Francisco Flores Álvarez y Wenceslao Jorge “El Ganso” Castellanos Pérez –cuates y ex compañeros de la UNAM de Circuncisión Juan Javier Hinojosa Puebla, quien se quedó suspirando por la silla en PEP- se vislumbra como la empresa  que le vendería a PEP los dos equipos de perforación de pozos petroleros terrestres de 3,000 HP, incluyendo servicios, para el Activo de Exploración de la Región Sur y que se concursa a través de la licitación 18575088-538-13. El fallo será el próximo 27 de febrero, pero creemos que DRILLMEC ya la tiene segura por el precio bajísimo que ofertó.
Comentarios y denuncias: opinionperforando@hotmail.com o al twitter @opinaperforando