martes, 13 de mayo de 2014

Más sobre el endeudamiento de Pemex Región Norte


Documento donde se hace el cambio de la administración de los contratos que operaba la residencia de contratos de la Unidad Operativa ATG.



Perforando
Por: Antonio Carrera


Tras lo publicado la semana pasada sobre el tema de impunidad y jubilaciones en Pemex Exploración y Producción (PEP) Región Norte, hoy en crisis debido al fuerte endeudamiento que existe, Martín Sousa Gabrielli apeló a su derecho de réplica a través de un correo electrónico, con documentos de entrega recepción de los citados contratos mencionados en la columna anterior.
El correo señala textualmente lo siguiente: “Por derecho de réplica le enviamos a usted documentación que sustenta la entrega recepción de los contratos del Proyecto ATG (documentos adjuntos) que son mencionados en su columna  http://columnaperforando.blogspot.mx/.  Este proyecto  fue administrado a través de los contratos asignados para el desarrollo de Chicontepec  atreves de la perforación  y administración de pozos.
La deuda se generó y se fue incrementando en la administración de los contratos por parte del ing. Oscar Hernández Bartiluchi y su equipo de trabajo residentes y supervisores, quienes recibieron los contratos el 18 de junio del 2012 de forma puntual, cabe mencionar que las ley establece que el que recibe los contratos tiene 30 días para  realizar cualquier reclamación o  aclaración según sea el caso. plazos que se cumplieron y en ningún momento se recibieron los reclamos o aclaraciones con respecto a la administración de los contratos administrados, por lo cual usted puede investigar y verificar el desarrollo de las actividades realizadas durante el periodo de 18 de junio del 2012 a la fecha y ahí puede verificar quienes son los responsables de los periodos administrados”.
Realmente hay poco que decir, pues el documento enviado sólo aclara el cambio de mando en la operatividad de los contratos asignados a la Jefatura de Residencia de Contratos  que el seis de julio de 2012 pasaron de Simón Anaya Orta, F-195247, a manos de Oscar Hernández Bartoluchi, F-155798- designado entonces por Salvador Quero García; es decir, solo confirma lo dicho, pues en algún momento Anaya Orta y su gente, fueron responsables de esos 22 contratos… así como también lo fueron Jorge Salinas Ortega y Oscar Hernández Bartoluchi.
Pues bien, primero aclarar que en la citada publicación sólo señalamos a los que en su momento fueron los responsable del manejo de 22 contratos que pudiera ser la punta del iceberg del brutal endeudamiento que hoy PEP tiene con diversos proveedores y que hasta el mes de agosto de 2013 ascendía 31 mil 254 millones de pesos con 353 contratista, la mayoría de la deuda con los grandes consorcios internacionales como Schlumberger (5 mil 136 millones de pesos); Baker Hughes (384 millones de pesos); Halliburton (1 mil 124 millones de pesos); y Weatherford (2 mil 854 millones de pesos).
Igual cuestionamos las formas y el método con la que los residentes de obra y supervisores –y aquí si debo aclarar que no son todos funcionarios (que no paguen justos por pecadores) los que se prestaron al juego de la corrupción- al ser cómplices silenciosos por conveniencia, por omisión o por miedo a perder la chamba de las decenas de convenios de ampliación de monto y plazo que se realizaron a la mayoría de los contratos.
Para muestra un botón: el contrato 424049801, celebrado con Schlumberger (10 convenios para ampliación de monto de hasta 84% del monto original pactado en pesos mexicanos y plazo 26.29% de lo originalmente pactado en dólares y de plazo); 424049806, firmado con Weatherford (11 convenios de ampliación de monto que aumentó hasta en un  74.49% del monto original pactado en moneda nacional y 54.43% del monto original pactado en dólares, así como de plazo); 424049810, ejercido por Zapata Internacional; y 424049811, de Servicios Integrales GSM, S. de R.L., desde su inicio tuvieron observaciones de la Auditoria Superior de la Federación que hizo serios señalamientos como fue la falta de planeación pues en visita al sitio los auditores verificaron –por ejemplo- que de los seis equipos revisados uno está en campo y en funcionamiento y cinco se encuentran en campo sin operar en espera de órdenes de perforación.
A la observación, mediante el oficio PEP-SPE-GCG-266-2010 del 3 de noviembre de 2010, la Gerencia de Control de Gestión de PEP informó que el retraso en las metas establecidas fue originado por la interrupción de los trabajos por eventos fortuitos o causa de fuerza mayor para la perforación de pozos, así́ como por la falta de disponibilidad de recursos presupuestales para cumplir los objetivos programados en el PATG.
Empero, la ASF determinó que la observación subsiste, toda vez que, aun cuando la entidad fiscalizada informó que la interrupción en la ejecución de los trabajos se originó por eventos fortuitos o causas de fuerza mayor, así́ como por la falta de disponibilidad de recursos presupuestales, en los oficios PEP-SPE-GCG-264-2010 y SPE-GCG-250-2010 del 25 y 29 de octubre de 2010, respectivamente, señaló que la interrupción de los trabajos se originó por problemas como el desconocimiento del subsuelo, la no disponibilidad de las macroperas por mala planeación de la compañía constructora, la no disponibilidad de equipos y la falta de estrategia por parte del personal de la contratista y tampoco por la falta de presupuesto.
Observaciones que debieron ser detectadas en su momento por los residentes y los supervisores de los contratos, pero no… sólo silencio y complicidad en todas las irregularidades que sólo fueron denunciadas por la ASF.
El mismo Órgano Interno Control de Pemex Exploración y Producción en la auditoria 20-2010 celebrado al contrato 424049801 encontró, por ejemplo, que el Programa de Apoyo a la Comunidad y Medio Ambiente (PACMA) lo pusieron indebidamente como un concepto de obra; es decir, Pemex pagó por trabajos (PACMA) que no son objeto del contrato… pero ni el auditor, ni el residente y ni el supervisor (de ese momento) aclararon esta irregularidad ni exigieron la reposición de los recursos.
Incluso se habla que una de las fianzas de la afianzadora Zúrich fue dada como buena aun cuando fue entregada sin firma alguna
No dudo que el endeudamiento venga desde épocas pasadas, incluso desde que Maclovio Yáñez Mondragón era Subdirector de la Región Norte, pero no podemos negar también la responsabilidad de Nicolás Rodríguez, Benito Criollo (padrino junto a Heberto Ramos y Jorge Nieto del clan de los hermanos Jorge Luis Omar Eli Vargas López), en un principio, y después de Salvador Quero, a quién se le asignaron los citados contratos cuando llegó Juan Arturo Hernández Carrera a las SPRN, quien por cierto también está jubilado impunemente....
Tampoco podemos omitir la corresponsabilidad de Mónica María Magdalena Lince Pardo, Residente de Contratos; y los supervisores: Álvaro Santés Arellanos (habría que checar el vehículo que maneja que es uno de esos que dan estatus en Pemex; además habría que agregarle que su hermano José Miguel Santés Arellanos también fue responsable de supervisar al menos 11 contratos), Arturo Alejandro Urcid Saldaña; José Francisco Rojas Cobos, José Alfredo Aguilar Castro, Ernesto Alonso Guzmán Cortés; y Hugo Adalberto Lince Pardo, hermano de Mónica.
Tampoco podemos dejar de mencionar a Julio César López Martínez, quien fue señalado por beneficiar a la empresa MHEBOSAP, S.A. DE C.V., donde aparece como socios principales su papá Heriberto López y su hermano Heriberto López Martínez, y que según el portal de transparencia ha firmado hasta 12 contratos con PEP por 97 millones 264 mil 512.69 pesos por servicios relacionados con el mantenimiento de unidades pesadas de la subsidiaria.
Tampoco a Jorge Daniel Leyva Cerecer, Cándido Amaro Aldana, Heziel Vázquez, Benjamín Ortega Rivero, Francisco Javier Quevedo Quiroz y Eugenio Serafín de la Cruz.
Pues mi estimado Martín Sousa Gabrielli los trabajos no dudo que se hayan realizado, tan así que ahí está la deuda real de la Región Norte; sin embargo, en lo particular sólo tengo una duda que ojalá me puedas aclarar:
¿Cómo es que se autorizaron tantos convenios para ampliar montos y plazos de los contratos 424049801, 424049805, 424049806, 424049810, 424049811, 424049813 y 424049812 cuando los resultados no eran lo esperado, ello aunado a la falta de planeación de PEP (documentada por la ASF)?

Nos leemos en la próxima… Schlumberger y los 10 convenios que inflaron exponencialmente el costo original del contrato 424049801 que era de 2 mil 934 millones 551 mil 124.25 pesos más 486 millones 882 mil 788.37 dólares…
Comentarios y denuncias: opinionperforando@hotmail.com o al celular 9932320348
Sígueme en twitter: @opinaperforando