martes, 9 de diciembre de 2014

Huele mal licitación de monoboyas en Pemex




Luis Francisco Ochoa Maldonado, firma las cotizaciones como representante legal de la empresa Marítima Servicios y Suministros, S.A. de C.V. presunta propietaria de las embarcaciones QMS Delta y QMS Mariachi, y expedidas para otras empresas participantes.
Luis Francisco Ochoa Maldonado también firma como representante de la propuesta de las empresas Marítima Servicios y Suministros, S.A. de C.V. (MSS), Ingenieros Constructores y Comercializadores Industriales Petroleros S.A de C.V.

Los barcos QMS Delta y QMS Mariachi aparecen en por lo menos tres de las nueve propuestas.




“Si la justicia existe, tiene que ser para todos; nadie puede quedar excluido, de lo contrario ya no sería justicia”.
Paul Auster, novelista y poeta estadounidense.            

Perforando
Por: Antonio Carrera


Decir que Pemex es el paraíso de los negocios chuecos no es una exageración, es una realidad de la que cada día estoy más convencido, máxime cuando seguimos documentados presuntas irregularidades entorno a la licitación 18575108-561-14 para "inspección, mantenimiento y soporte a amarre de buque tanques con apoyo del barco taller a instalaciones de exportación de petróleo en las terminales marítimas de Dos Bocas, Tabasco, Cayo Arcas, Campeche y/o Golfo de México".
Por lo pronto el fallo de la citada licitación, que estaba programado para el pasado viernes 5 de diciembre, fue pospuesto para el próximo 12 de diciembre… dudo que se atrevan a dar el fallo con toda la porquería que hay en torno a este concurso.
Pregunto a los encargados de evaluar técnicamente este proceso licitatorio: ¿Es posible que una empresa naviera participe en una licitación con sus barcos y a la vez pueda ofertar o comprometer esos mismos barcos a otros participantes de la misma licitación? O sea, ganar por la vía directa o bien sub arrendado los barcos… en Pemex sí, es posible.
1.- Las empresas Marítima Servicios y Suministros, S.A. de C.V. (MSS), Ingenieros Constructores y Comercializadores Industriales Petroleros S.A de C.V. presentaron propuesta conjunta y propusieron sus embarcaciones QMS DELTA y QMS MARIACHI.
2.- Y las empresas: Corporativo Anfibis S.A de C.V., Petroservicios Ambientales de México S.A de C.V. y Suministros Portuarios Apolo S.A de C.V., también participaron de manera conjunta y coincidentemente también propusieron los barcos QMS DELTA y QMS MARIACHI.
3.- Por si fuera poco, las empresas Servicios Marinos y Terrestres S.A de C.V., y Comercializadora Petrolera del Golfo S.A de C.V. propusieron los barcos QMS DELTA y FOG 10.
Pues bien, la empresa presuntamente proveedora de los citados barcos QMS MARIACHI Y QMS DELTA es Marítima Servicios y Suministros, S.A. de C.V., así lo señala copia de una carta compromiso o cotización de servicios a las empresas arriba señaladas y que fue por el representante legal de MSS, Luis Francisco Ochoa Maldonado (ligado igualmente a grupo TRESE), quien también firma como representante de la empresa MSS en el acta del último diferimiento de fallo del pasado 4 de diciembre.
Este hecho por sí solo es en un conflicto de intereses, ya que al participar con los barcos mencionados de manera conjunta con la firma Ingenieros Constructores y Comercializadores Industriales Petroleros S.A de C.V. y ofertarlos a terceros en la misma licitación (las empresas de los numerales 2 y 3) se conoce como DUMPING y esta práctica provoca que la paraestatal o pague más por los servicios solicitados y que la empresa en cuestión busque beneficiarse al ofertar y alterar las condiciones de igualdad a los participantes.
Por lo anterior, estamos seguros, aunque me digan lo contrario algunos, que Gustavo Fajardo y Enrique Islas, establecieron una perfecta estrategia para allegarse al contrato y ganar por cualquier vía el arrendamientos de los dos barcos señalados.
Por si fuera poco, sigue la danza de los millones, como en subasta, encabezando ésta danza la empresa Marinsa, S.A de C.V. y es que  como dato curioso se presentó el representante de Seamar Divers México S. de R.L. de C.V. (una de las tres empresas participante con Marinsa), de nombre Samuel Bustama Pérez, un buzo despedido de Oceanografía, y quien fue señalado por entregar información a Anfibis para cobrar entre el 10 y el 15% del monto de esos contratos, ya que con SEAMAR tiene un sueldo seguro... ojalá y los propietarios de SEAMAR investiguen....
Así se hacen los negocios en Pemex, así de simple.


Comentarios y denuncias: opinionperforando@hotmail.com o al celular 9932320348 Sígueme en twitter: @opinaperforando