viernes, 24 de enero de 2014

Mouriño, Calderón, FTapias México II, S.A. de C.V. y Pemex...

“Me encanta escuchar la mentira, cuando ya se la verdad”
Anónimo

Perforando
Por: Antonio Carrera

Me queda claro que en el mundo de los negocios no hay diferencias políticas, pues lo único que importa es el dinero, sólo así podríamos entender que la subsidiaria Pemex Exploración y Producción, dirigida desde hace casi 10 años por Carlos Morales Gil –apolítico y mercader- haya firmado a 16 días que finalizara el sexenio pasado, sin licitación de por medio, los multimillonarios contratos  421002860 y 421002861 con la empresa FTapias México II, S.A. de C.V. -filial de Grupo FTapias, de España, donde Fernando Fernández Tapias reservó para sí los derechos de cualquier contrato establecido- y que después de 14 largos meses no han podido ni siquiera iniciar los servicios de recuperación, recolección y servicio de proceso de residuos o fluidos de los servicios a pozos petroleros en el Golfo de México con el apoyo de dos embarcaciones tipo WTSV (Well Test Service Vessel).
Seguramente la orden de entregar los dos contratos, repito, sin licitación de por medio, vino de muy arriba ¿Felipe Calderón Hinojosa? No sé. Lo cierto es que la sospecha se cierne sobre la forma en que se asignaron los dos contratos con un valor  total de 191 millones 550 mil dólares (2 mil 527 millones 981 mil pesos). Las dudas crecen más cuando se supone que se trata de una nueva administración -pero con el eterno Carlos Morales Gil, de intermediario- no han podido rescindir los contratos, pese a que uno ya cumplió 14 meses de retraso.
Para poder entender es necesario explicar lo inexplicable, pero que lleva a suposiciones de peso.
Para empezar, hay que recordar que FTapias México II es una empresa filial al Grupo FTapias asentado el Puerto de Vigo, España. La empresa ya ha sido señalada tras la asignación de dos buques tanques en arrendamiento financiero en Pemex Refinación (año 2008); y valga repetir, igualmente, que el socio principal de la empresa es Fernando Fernández Tapias.
Pero ¿Quién es Fernando Fernández Tapias? Pues nada y nada menos que el vicepresidente del Real Madrid –o sea la mano derecha del “semidiós” Florentino Pérez- pero independientemente de sus  intereses deportivos, ha trascendido que también es socio comercial de Carlos Mouriño Atanes (padre del malogrado Juan Camilo Mouriño, secretario, colaborador, consejero, mano derecha, amigo y  confidente de Felipe Calderón) en Vigo.
Trascendió que la sociedad entre estas dos familias Mouriño y Fernández es amplia, incluye –dicen- hasta al equipo de futbol Celta de Vigo, pero también se ha señalado a esta familia como el patrocinador financiero y político del exsubdirector de Mantenimiento y Logística de PEP, Mario Alberto Ávila Lizárraga, quien fue candidato perdedor en la candidatura a Gobernador del Estado de Campeche por el PAN y a quien se impuso en la Subdirección de Servicios Marinos de Pemex y responsable de la contratación de todas las embarcaciones al servicio de Pemex; junto con Avila Lizárraga, el responsable de firmar los contratos para las embarcaciones arrendadas a FTapias fue Sergio Aceves Borbolla, Subdirector de Servicios a Proyectos , ambos subdirectores de alto nivel en la organización de Pemex Exploración y Producción, y quienes curiosamente salieron de la subsidiaria unos días después que cambiara la administración.
La asignación fue otorgada en condiciones extrañas y sin una base técnica sustentada a una empresa cuyo merito es su cercanía a la familia política del Estado de Campeche.
Sobre el tema de los contratos 421002860 y 421002861, se supo que el pasado 12 de diciembre de 2013, FTapias México II promovió un amparo en el Distrito Federal, señalando como autoridad responsable a Francisco Javier Rubio Huezo, Gerente de Servicios a Proyectos Regiones Marinas de PEP. El acto reclamado por la naviera española es el inicio del procedimiento de rescisión administrativa de al menos uno de los contratos. Se supo que el amparo fue desechado, aunque me dicen que la empresa podría apelar al momento que se concluya todo el procedimiento.
Lo cierto es que el único que pierde con todo esto es la propia subsidiaria Pemex Exploración y Producción.
Nos leemos en la próxima…
Comentarios y denuncias a opinionperforando@hotmail.com o al Twitter @opinaperforando